Discurso Congreso Veracruz
Xalapa, Ver.: TOma protesta / Revista Tlacuilo
Discurso Congreso Veracruz

Revista Tlacuilo
Xalapa, Ver. / 2018-12-01

CON SU AVENIA DIPUTADO PRESIDENTE
LEGISLADORAS Y DIPUTADOS
PERSONALIDADES QUE NOS DISTINGUEN CON SU ACOMPAÑAMIENTO
PUEBLO DE VERACRUZ


Las fechas inéditas que estaremos viviendo desde hoy, inaugurando una nueva etapa, tienen que ver con una nación y un estado que ansiábamos ver la gran mayoría de los mexicanos: un país con justicia para todos y todas, con las mismas oportunidades para los que menos tienen y una esperanza fortalecida por mejorar las condiciones de vida de todas las familias.

Quienes luchamos por ver esta realidad cambiando el mal gobierno, denunciando la corrupción y exigiendo justicia para nuestro pueblo, sabíamos que ineludiblemente algún día habíamos de triunfar: no hay mal que dure 100 años ni pueblo que lo aguante.

El futuro por venir es glorioso, de buenaventura, de tranquilidad, de bienestar para Veracruz. Tenemos la certeza que así va a ser, porque entre otras cosas, en este parteaguas histórico, el principal triunfo es haber logrado que dentro de unas horas el Lic. Andrés Manuel López Obrador sea el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Es un honor gobernar junto a Obrador.

No desaprovecharemos la oportunidad histórica de hacerlo bien. Venimos en paz a promover la justicia, la igualdad, el derecho a una vida con bienestar. Queremos la unidad de nuestra lastimada sociedad.

Me corresponde encabezar el esfuerzo de miles en las tareas que emprenderemos en nuestro estado. Voy a hacerlo con esmero, esfuerzo y toda mi capacidad, pero sobre todo, actuaré bajo los principios de nuestro movimiento: austeridad republicana y combate a la corrupción. No traicionaré al pueblo veracruzano.

No quisiera abundar en las cifras negras que nos dejan quienes nos antecedieron en el gobierno. Las conocemos todas las personas que habitamos o de alguna manera nos relacionamos con la vida cotidiana en Veracruz. A los culpables de este desastre los acaba de juzgar el pueblo el pasado primero de julio. Todavía no la justicia y ni la historia.

Viendo hacia el frente, son grandes los retos; sin embargo, serán mínimos los obstáculos y cortos los caminos hacia el bienestar y la tranquilidad de la gente, si todos concurrimos en la transformación de nuestro Veracruz.

Por ello extiendo una invitación a los otros dos poderes, al legislativo y judicial; a que aportemos lo que esté en nuestro alcance, bajo el respeto de la separación de poderes, pero en la unidad que el pueblo nos exige para garantizar el tránsito a un Veracruz mejor. Donde necesariamente debemos coincidir en que para que haya tranquilidad, debe haber justicia, y para que seamos justos, debe haber bienestar para todos.

Basta de que las oportunidades sean solo para unos cuántos, o si lo queremos resumir en la vox populi: no más un gobierno rico con un pueblo pobre. Diputados, legisladoras, jueces y magistradas, funcionarios del nuevo gobierno, los convoco a borrar esta sentencia popular con voluntad y humildad.

A los integrantes de este Congreso local, quiero anunciarles que en los siguientes días les haré llegar una petición, en las formas apegadas a la ley, para una disminución real en el salario de los altos funcionarios del gobierno. Para que en el Presupuesto que están por analizar en estos días, a un servidor, como Gobernador del Estado me sea disminuida la percepción mensual en un 23%. Y a los secretarios del gabinete en 13%, a los subsecretarios o directores generales 9% menos, y a los directores de área o subdirectores un 7%. Así mismo, las medidas de austeridad eliminarán el pago de telefonía celular, seguros y gastos médicos mayores, seguros de retiro, contratación desmedida de asesores, seguridad privada personal, renta de casas, compras de vehículos para uso personal y otras prebendas indebidas a costa del erario.

A los integrantes del poder legislativo y judicial, los convoco a ser ejemplo en el cumplimiento de la demanda ciudadana: basta de enriquecerse en los cargos públicos.
Estamos ante una nueva era, fundaremos la cuarta transformación del país y colaboraremos para que esta sea realidad en Veracruz.

Estamos gustosos, y quisiéramos que la paz y la justicia reinara en todos los corazones, sin embargo esto no es así.

Pueblo de Veracruz, tenemos otra tarea pendiente y hoy es más que urgente. La asumo como responsable del Poder Ejecutivo del Estado; aunque lamento que quienes ocupaban este cargo, hayan sido omisos, faltos de voluntad expedita, que se hayan sustraído de la realidad, ya sea por perversidad, indolencia o el calificativo deplorable que haya caracterizado. Lo cierto es que no atendieron la emergencia declarada y evidente ante el gran número de desapariciones de seres humanos en el estado.

Me duele, nos duele haber llegado a estos extremos. El estado fallido quiso esconder, en sus rincones burocráticos de supuesta justicia, retardada y torpe, con irresponsables por decir lo menos, acontecimientos que lastimaban a miles de familias que dejaron de tener noticias de sus seres queridos no porque se ausentaran, sino porque fueron desaparecidos.

Los gobiernos de Veracruz en el periodo que va de 2006 al 2018 no cumplieron con su función en torno a estos sucesos.

Por ello, ahora no solo manifestamos tener la voluntad política en este gobierno para atender la problemática. Si no que nuestro gobierno acepta y reconoce que a las víctimas no se les ha hecho justicia y que lo más importante y urgente es brindar a las personas justicia, verdad y reparación, y en ese contexto localizar a todas las personas desaparecidas.

Por lo anterior y con base en el Artículo 1° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en relación al artículo 20 apartado C. Y en observancia de la legislación nacional especializada: en particular de los artículos 90 de la Ley General de Víctimas. Y apegados a lo señalado en el artículo 96 de la Ley de Víctimas para el Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave

Hago pública, ante esta instancia y en presencia de los poderes del Estado, atestiguando personalidades de instancias nacionales y de otros países, y sobre todo frente al pueblo de Veracruz, la

Declaratoria de Programa Emergente por Crisis de Violaciones de Derechos Humanos en Materia de Desaparición de Personas en Veracruz

? Con ello, el Gobierno de Veracruz declara y establece el Programa Emergente de ayuda, atención, asistencia, protección, acceso a la justicia, acceso a la verdad y reparación de las víctimas, en el estado de Veracruz, por violaciones de derechos humanos en materia de desaparición de personas.

? Hacemos un llamado a organismos de los sistemas Internacional e Interamericano de derechos humanos, a las organizaciones de la sociedad civil nacionales e internacionales, a las agencias de cooperación internacional, a las fundaciones e instituciones de asistencia pública, a apoyar en la implementación de esta Declaratoria y su Plan de Acción, a través de cooperación, financiamiento y asistencia.

Quisiera aquí solo enunciar algunas de las acciones más relevantes; sin embargo, entregaré copia del documento íntegro al Diputado Presidente para las consideraciones que tenga a bien tomar esta soberanía y sea compartido a todos sus integrantes; otra copia a la representante de gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador aquí presente. Una copia más estará el lunes disponible en portales de comunicación social del gobierno e invito a los colectivos de familiares aquí presentes a que me acompañen a Palacio de Gobierno para recibirles y entregarles formalmente una copia firmada en su presencia.

Con el Plan Emergente:

o De manera inmediata promoveremos, a través del Mecanismo Estatal de Coordinación, acuerdos y convenios institucionales con la Fiscalía General del Estado y la Comisión Estatal de Derechos Humanos, para dar seguimiento a los hallazgos y peritajes realizados en las fosas clandestinas localizadas hasta el momento en el estado, con la participación de familiares y colectivos, organizaciones de la sociedad civil y organismos internacionales.

o Llevaré a cabo una DISCULPA PÚBLICA a las y los familiares de personas desaparecidas.

o Dotaremos con el apoyo del Congreso del Estado de recursos suficientes al Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral (FAARI) y se asignarán mayores recursos operativos y presupuestales a la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención Integral a Víctimas (CEEAIV).

o Elaboraremos y presentaré una iniciativa de ley para crear un Centro o Instituto forense y de procesamiento de restos humanos, para atender la magnitud de esta crisis, procesar los hallazgos de cuerpos localizados y darles identidad a las personas que no han sido identificadas.

o Implementaremos un Programa estatal e integral de medidas de prevención en materia de desaparición de personas, y un programa de capacitación.

o La Comisión Estatal de Búsqueda contará con una policía especializada en búsqueda de personas desaparecidas. Esta policía acompañará el proceso de búsqueda y dependerá de la Secretaría de Seguridad Pública, basificada en la Comisión Estatal de Búsqueda.

o La que era Dirección General de Desarrollo Político, que sólo servía para control político y clientelar, la reactivaremos para convertirse en la Dirección General de Cultura de Paz y Derechos Humanos. Esta nueva Dirección elaborará un diagnóstico completo y exhaustivo sobre la situación real y la problemática de las desapariciones en Veracruz.

o Diseñaremos una estrategia para que las y los familiares puedan conocer los avances de sus casos, por medio de mesas de trabajo interinstitucionales e interdisciplinarias encabezadas y coordinadas por el Secretario de Gobierno y el Mecanismo Estatal de Coordinación.

o Desarrollaremos un plan estratégico para poner orden en los registros e información de las personas sin identificar y que han sido inhumadas en panteones municipales.

o Acataremos y vigilaremos que se cumplan las recomendaciones por violaciones a derechos humanos.

o Aprovecharemos las capacidades e infraestructura del Sector Salud y de los Servicios Coordinados de Salud para potenciar el alcance de las acciones que se requieran y garantizar las medidas de ayuda, asistencia y atención a las víctimas.

Madres veracruzanas y familias de seres, tesoros, que hoy no están con ustedes por desaparición. Ustedes me han hecho saber que llevan ese pesar en su corazón y les digo: ahí donde hay dolor, hoy se fortalece la esperanza de la verdad; ahí donde quiere habitar la tristeza para siempre, hoy nace una nueva luz por quienes físicamente no están; no estemos solo tristes por su desaparición, no olvidemos que el cobijo de su amor los hace presentes. También abriguemos la esperanza porque los vamos a buscar hasta encontrarlos.

Finalmente, quiero agradecer a todo el pueblo veracruzano por esta hazaña de cambiar contra viento y marea el mal gobierno por la vía pacífica y electoral. La democracia no existía, no nos la concedieron, la conquistamos y la vamos hacer dar sus primeros frutos. El triunfo es de todos ustedes, el inicio de una auténtica transformación nos convoca a toda la sociedad.

¡Si hacemos justicia para todos, haremos historia!

Muchas gracias