SE ARMARON LOS GUAMAZOS
Veracruz, Ver.: Se armaron los guamazos / Revista Tlacuilo
Chiquifer y Jules se odian

Revista Tlacuilo
Veracruz, Ver. / 2020-09-23

JULEN EN CASA VERACRUZ
El restaurante Casa Veracruz tiene buena cocina, nada de otro mundo pero es bastante aceptable; su coincidencia con el nombre del inmueble utilizado como residencia de los gobernadores creo polémica desde su inauguración; se dijo que era propiedad de la encargada de prensa de Duarte, Gina Domínguez; versión que es desmentida en corto por muchos empresarios.

“Aiga sido como aiga sido” la coincidencia de nombres puso al restaurante en el plano noti-chismoso del día; cuándo alguien muy creativo le tomó una foto al Senador Julen Rementería del Puerto en el balcón del restaurante diciendo que se trataba de la residencia oficial del estado y que “el papá del hijo” se había reunido ahí con el Gobernador Cuitláhuac; el chiste ecabronijó de sobremanera a Julen, echó a andar sus antenitas de vinil para detectar la presencia de su enemigo e inmediatamente se dio cuenta que se trata de “fuego amigo” ¡Que vivillo!

LE PASÓ LO DEL PERRO DE MI TÍO FEDERICO
Más pronto que inmediatamente, o sea en friega, Julen Rementería del “puerto” interpretó el motivo de la fotografía que lo ubicaba falsamente en una reunión con el Gobernador de Morena; es más, debería de haber sido Fiscal con su patrón Yunes, porque identificó a la perfección el origen de la “cizañuda” broma de mal gusto; así que le escribió a Chiquifer de manera irónica: “La competencia interna por el puerto es con el diputado Bingen. Ambos son jóvenes con futuro y les deseo mucho éxito. Por cierto, cuando guste vamos a desayunar al restaurante Casa Veracruz, se come muy rico y ya que lo conozca le va a gustar, además de que siempre es un gusto para mí convivir con un panista”. A lo que el alcalde respondió embargado por su espíritu libanes rechazó su invitación, porque dice que no se reúne con traidores ¡Sopas perico!

SI NO PUEDE QUE NO REPARTA
Tiene toda la boca llena de razón Julen Remetería cuando dice que es su hijo y no él quién va a competir por la alcaldía del Puerto (si San Chapito lo permite); el reclamo de Julen es porque según sus indagaciones fue Chiquifer quién difundió una fake news en su contra. A su expresión le caben varias reflexiones; la primera es que sí, Minijulen está trabajando para la alcaldía, pero él para la Gubernatura; cómo dirían los clásicos, “el que se lleva se aguanta”.

La otra cavilación es que si bien su vástago es el precandidato, no puede solo y con demasiada frecuencia recurre al papá para apuntalarse; así es que ahora Julen no debe espantarse porque le dieron un arrimón, a quién no le guste el fuego que no se meta a la cocina.

Eso de andar comprando las broncas de su hijito no le conviene a papá Julen, pierde seriedad y su hijo se ve como si fuera un junior consentido y no lo es ¿O sí?
Además se arriesga a que el pleito sea ahora con el papá de Chiquifer y Julen Rementería con Yunes Linares, siempre ha tenido “zacatito pal´ conejo”.

SIGUE EL CONFLICTO EN EL EDÉN
El pleito ranchero entre Chiquifer y Julen Rementería sirvió para que, una vez más, el alcalde porteño se proclamara como futuro candidato del PAN a la gubernatura para el lejano 2024, versión que creeremos hasta que su hermano mayor sea quién lo diga; mientras eso no suceda lo único que ponen de manifiesto los destapes de Chiquifer es que hay conflicto por el poder en el Edén.

Por cierto y casi al margen; comparando algunas fotografías de la oficina del Gobernador durante el periodo de Yunes y en el actual de Cuitláhuac García Jiménez, nos dimos cuenta que no es la misma silla; indagando con gente del área nos comentaron que la silla color negro que usaba Yunes no fue entregada; nuestra tesis es que Linares se la dio a Chiquiyunes diciéndole: “¡Mijo´! te prometí regalarte la silla de Gobernador… ¡Y aquí está!... es toda tuya.