LA RE-FRIEGA ELECTORAL (6 DE ABRIL)
Xalapa. Ver: LA RE-FRIEGA ELECTORAL / Redacción Tlacuilo
Por El Tlacuilo

Redacción Tlacuilo
Xalapa. Ver / 2021-04-06

LAS TRES HUASTECAS
Las tres huastecas podrán tener gente para las que no sean Santas de su devoción, pero es innegable que tienen experiencia política; nos referimos a Zita Beatriz Pazzi Maza, Octavia (Tava) Ortega Arteaga de Panuco, y María del Carmen (Maru) Pinete Vargas de Tantoyuca; quienes son ya candidatas a diputadas federales en esos distritos; las tres han hecho sus trayectorias abanderadas por el PRI, sin embargo la única que está compitiendo por ese partido es la maestra Zita; quién ya tenía varios años sin meterse a una contienda electoral; en el caso de doña Maru y de la maestra Tava van respaldadas por el Verde Ecologista que ahora es aliado de Morena bajo el nombre de “Juntos Haremos Historia”, aunque algunas candidaturas están haciendo “histeria” y no historia; como es el caso de Maru Pinete que causó prurito en algunos refinados Morenos tantoyuqueños; no la tiene fácil Pinete, recordemos que está pisando territorio “Chapito”; pero de que es hábil lo es.

A Tava Ortega le alcanzó para ser candidata plurinominal; hacen bien los partidos que la respaldan en sacarla de campaña porque “la maña” de la zona la trae entre ceja y oreja; a tal grado que fue gracias a la intimidación que padeció las elecciones pasadas que se legisló en el Congreso local con respecto a la violencia electoral de género. Insistimos, los seguidores de la política podrán estar en favor o en contra de ellas, pero de que son mujeres de carácter y experiencia lo son.

CHENDO VA POR LA REVANCHA
En San Andrés Tuxtla un aferrado Manuel Rosendo Pelayo buscará la presidencia municipal abanderado por el PRI, PAN, PRD; cuestión que debe traer muy preocupado al actual alcalde y junior, Octavio Pérez Garay, porque en caso de que Chendo llegara a al Ayuntamiento seguramente auditaría severamente al pupilo de Chente Benítez; quien se ha pasado más de tres años buscándole los pies a su antecesor; a tal grado ha estado la correteada que Manuel ha tenido que andar emulando al comediante de carpas Palillo: “con su amparo en la bolsa todo el tiempo.”
Manuel Rosendo nunca dejó de caminar su terruño, no huyó ni se escondió; ahora veremos si su constancia y meta trazada desde el momento que salió de la alcaldía son suficientes para volver a la silla embrujada de San Andrés.