LA PLAGA DE LAS MOTOCICLETAS
Xalapa. Ver: LA PLAGA DE LAS MOTOCICLETAS / Redacción Tlacuilo
Estadísticas de muertes en ese tipo de accidentes es alarmante

Redacción Tlacuilo
Xalapa. Ver / 2021-09-20

El incremento del parque vehicular de motocicletas en las ciudades se ha incrementado a partir de la pandemia del Coronavirus; esto en gran parte porque los repartos a domicilio se han vuelto un “placebo” para que mucha gente intente prevenir los contagios; les ponemos la etiqueta de “placebo” porque realmente nadie supervisa que los repartidores cumplan las normas sanitarias, así que la mayoría de las veces corremos más riesgos con ellos que en las tiendas.

Existen repartidores que no pertenecen a ninguna marca comercial, sino que sus negocios están diseñados para trabajar específicamente entregando productos de cualquier otra empresa. También vemos circulando por las calles a repartidores de tortillas, pizzas, y de muchos otros productos; la mayoría de ellos carecen de capacitación.

El problema no es la nueva modalidad, sino la falta de regulación, porque ni las oficinas de Comercio municipales, ni las de Tránsito del estado han puesto atención en la correcta operación de estos vehículos comerciales, tampoco lo han hecho con las motocicletas privadas, ambos circulan violando el reglamento de tránsito en todas sus modalidades; además muchos vehículos carecen de placas y sus conductores de licencias de manejo.

La gran mayoría de los motociclistas tienen la maldita costumbre de circular en medio de dos carriles, modalidad peligrosa que está perfectamente reglamentado que no está permitida, pero que nadie sanciona.

Muchos operadores de motos conducen de manera temeraria, rebasan por la derecha, lo hacen hasta por la orilla de la banqueta: además la mayoría exceden los límites de velocidad; en fin, su manera de desplazarse pone en riesgo su propia vida e integridad física, así como también la de los automovilistas y los peatones; las motocicletas se han convertido en una plaga, no tanto porque han aumentado en cantidad de manera importante, sino por el comportamiento irresponsable de sus operadores.

Urge meter orden en esos vehículos; desde lo fundamental como es que cumplan con su documentación, hasta lo de fondo como es la necesidad de que las empresas las rotulen de manera muy visible con sus logotipos y con un número de quejas, porque hasta el momento son anónimos; en el caso de los particulares deben contar con su placa visible y quizás un número extra de identificación.

Hace falta mucha cultura vial; los accidentes de motociclistas son el pan nuestro de cada día, gran parte de ellos son generados por la temeridad de los mismos tripulantes de esos vehículos, las estadísticas de muertes en ese tipo de accidentes es alarmante; desde luego que a muchos automovilistas también les hace falta cultura vial porque no respetan a las motos, incluso en su mente no las ven como un vehículo, prueba de ellos es que en el “uno por uno”, no toman en cuenta el paso de las motocicletas.

Insistimos, las motos se han vuelto una plaga, y una plaga peligrosa en muchos sentidos, porque las lagunas legales que hacen anónimos a esos vehículos han permitido que sean la herramienta perfecta para delinquir.

Si usted es de los motociclistas que sí saben respetar el reglamento y no anda haciendo “malandreses”, por favor no se ponga el saco de todo lo dicho.