RICARDO AHUED YA SABE LO QUE LE DUELE A XALAPA
RICARDO AHUED YA SABE LO QUE LE DUELE A XALAPA
Mostró documentos
Con seriedad y compromiso Ahued tiene en carpeta las peticiones de los xalapeños.

Redacción Tlacuilo
Xalapa. Ver / 2021-08-25

Si hay algo a lo que le dan vuelta los políticos (y esto es desde hace años), es a las obras de drenaje y alcantarillado por dos razones; porque resultan muy caras y porque no se ven. Y lo que no se ve pues no genera votos.

Para un político es de más relumbrón organizar un baile para construir un mercado, que beneficiará a 2 mil familias entre comerciantes y compradores, que invertir parte del presupuesto en un buen colector pluvial que beneficiará a toda una ciudad.

Pero así son los políticos.

Una de las excepciones es el alcalde electo Ricardo Ahued, que desde antes de tomar posesión como munícipe de Xalapa, tiene una radiografía de lo que le duele a la ciudad y la medicina para curar esa dolencia.

Tras el impacto del huracán Grace, Ricardo manifestó que lo que requiere Xalapa de manera urgente es construir colectores pluviales que eviten inundaciones y para eso se necesitará un presupuesto de 250 millones de pesos.

Ricardo Ahued mostró cinco gruesas carpetas con las solicitudes que le hicieron los ciudadanos cuando anduvo en campaña. Esas solicitudes se analizaron, clasificaron y ahora forman parte de los trabajos que realizará como alcalde.

¿Qué es lo que le pidieron los xalapeños? Obras de drenaje sanitario, guarniciones, ampliación de la red eléctrica e imagen urbana y a eso se abocará el munícipe.

Ojala en las carpetas venga la petición de que se audite a fondo la administración de Hipólito Rodríguez herrero que se va dejando un tiradero.

Ojalá también atienda esa demanda social que es perentoria y necesaria. No se vale que don Hipólito se vaya como la fresca mañana, sin que compruebe los faltantes que dejará en las arcas municipales.

Pero bueno, empieza bien, poniendo en primer lugar las necesidades de sus gobernados, ya está dando muestras de seriedad en el tema; hasta nos entusiasma y pensamos que puede ser un buen gobernante.

Suerte, Ricardo.