LOS DE HOY SON OTROS TIEMPOS… HASTA EN LOS ATRACOS

2021-07-20
En tiempos pretéritos robar en una iglesia era algo más que un sacrilegio. Desde el púlpito se fustigaba al malhechor que no dormía nomás de pensar en que se iría derechitito al infierno. Carcomidos por el remordimiento algunos regresaban lo robado y con eso obtenían la absolución, pero otros se hacían los desentendidos a sabiendas de que se las verían con el diablo.

Hoy son otras las épocas.

Este fin de semana manos poco escrupulosas robaron el equipo de sonido de la iglesia de San Juan Bautista del municipio de Jalcomulco. Se infiere que los ladrones aprovecharon las horas en que la iglesia estaba sin feligreses para cometer el atraco.

A través de un comunicado se pidió a la feligresía su apoyo para reportar el hurto en caso que alguien intente vender el equipo. “Se robaron el sonido Qsc (cerebro) de nuestro templo. Por favor, se le pide a toda la comunidad de Jalcomulco que nos ayude, si alguien sabe algo o ha visto un sonido que vendan, favor de reportarlo”.

Lo curioso es que la Iglesia de San Juan Bautista se encuentra a escasos metros del Palacio Municipal donde está la comandancia de la Policía y nadie vio nada. Y es que así pasa cuando sucede.

Resultaría muy tonto que él o los ladrones traten de vender el equipo en el pueblo. Lo más lógico es que lo merquen en otro sitio.

Después con el pecho contrito, irán a la Iglesia de San Juan Bautista y se arrodillarán ante el Santísimo para pedirle perdón por el atraco y listo.

Y es que, reiteramos, los de hoy son otros tiempos.