Caricaturista discriminado en Puebla
GLOBAL : Periódico Síntesis ¿La doble moral de Armando Prida? / Revista Tlacuilo
Periódico Síntesis ¿La doble moral de Armando Prida?

Revista Tlacuilo
Xalapa. Ver / 2019-03-29

Periódico Síntesis ¿La doble moral de Armando Prida?
*En la casa del herrero azadón de palo; vulneran el trabajo de caricaturista.
*Durante tres años explotaron su labor sin realizarle pago alguno.
Puebla, Pue. 26 de marzo 2019.- En la Asociación Periodística Síntesis, S.A. de C.V., propiedad de quién funge como Presidente de la Fundación para la Libertad de Expresión, Armando Prida Huerta, existe un delicado caso de discriminación hacía un caricaturista extranjero.
Se entiende que sus subalternos tienen sitiado al señor Prida y le ocultan información relevante. Prueba de ello es el video en el que durante un acto público donde él disertaba de “ética periodística”, una señora le reclama que su periódico no solamente difundió bajo el nombre de la mujer una carta que ella calificó como falsa, sino que también le negó la publicación de su escrito aclaratorio; a lo que Prida le responde que “no tenía conocimiento del caso” (https://www.youtube.com/watch?v=mlUtnCGMhXI).
No quisiéramos pensar que el empresario maneja una doble moral y está consintiendo ese tipo de actos que ponen en entredicho la seriedad de su periódico y su calidad ética.
Ahora el tema, que suponemos que también se le oculta a Prida Huerta, es al igual muy serio, pues se trata de una acción que incluso pudiera tipificarse como estafa; pues aprovechándose de la buena fe del colaborador; directivos de su empresa explotaron el trabajo del caricaturista durante tres años.
Del caso están enterados tanto su director editorial Erick Becerra, como Oscar Tendero García y la Coordinadora de Capital Humano, Adela López.
La acción se llevó a cabo en perjuicio del caricaturista Esteban Andrés Redondo “Esteban Redondo”, quien es de origen argentino y radica en ese país; fue “contratado” como colaborador del periódico Síntesis en donde entregó su trabajo por espacio de tres años sin que se le pagara el salario de cinco mil pesos mensuales; acordado tras dos años de labores.
El dibujante tiene documentado todo su dicho, tanto del proceso de su contratación como del repetido cobro del adeudo.
Su relación contractual con el periódico fue desconocida el pasado 8 de febrero mediante una carta enviada vía correo electrónico (estebanredondo1980@hotmail.com) firmada por el señor Oscar Tendero García, a nombre de la Asamblea de Consejo.
El señor Tendero remata su misiva con el famoso: “hágale como quiera”; o “no obstante, tiene expeditos sus derechos para hacerlos valer en vía y forma que considere oportuna”, que para el caso es lo mismo; pues el ofrecimiento de responder ante las instancias correspondientes se hace a sabiendas de la imposibilidad natural que Esteban Redondo tiene para presentarse ante las autoridades mexicanas del trabajo.
Es incongruente que quien se enarbola como un defensor de la ética periodística y de la libertad de expresión, permita que desde su empresa sea denostada la labor de la prensa; llegando incluso hasta a la estafa.
El caso ya fue enviado a la asociación nacional de caricaturistas de México; sin embargo, quien realmente debe atenderla y darle solución es la Fundación para la Libertad de Expresión, que preside el señor Armando Prida Huerta.