Al parecer no solo pasa en nuestro país. Denuncia de una periodista encubierta sobre el acoso sexual en una cena benéfica de ricos y famosos en Londres.
GLOBAL : Fuente BBC Mundo / Revista Tlacuilo
Denuncia de una periodista encubierta sobre el acoso sexual en una cena benéfica de ricos y famosos en Londres.

Revista Tlacuilo
GLOBAL / 2018-01-26

Algunas de las jóvenes que trabajaron como anfitrionas en el evento se quedaron en "shock".
"Era manos por debajo de la falda, manos en el trasero, pero también manos en caderas, en la barriga; brazos rodeándote la cintura de manera inesperada", describió la situación la periodista del Financial Times Madison Marriage.
Marriage asistió encubierta a la prestigiosa cena benéfica President's Club Charity Dinner, un evento solo para hombres organizado anualmente en Reino Unido y al que este año asistieron 360 personalidades del mundo de la política o los negocios.
El objetivo oficial de este acto solidario es recoger fondos para causas como el centro para niños Great Ormond Street Hospital de Londres.
¿Cuándo el coqueteo se convierte en acoso sexual?
"Me decía piropos subidos de tono y me enseñaba imágenes pornográficas": mujeres comparten con "Me too" sus historias de acoso y abusos sexuales
Y en una entrevista con la BBC Marriage compartió detalles del acoso que ella y otras mujeres sufrieron durante la cita, celebrada el pasado jueves en un hotel de lujo de Londres.
Tras la denuncia, el President's Club anunció este miércoles que cerraráy que los fondos restantes van a redistribuirse a las organizaciones benéficas para niños "de manera eficiente".
En un comunicado, la institución indicó que los organizadores estaban "consternados" por las acusaciones y que tales comportamientos eran "totalmente inaceptables".
"Las acusaciones serán investigadas completa y rápidamente y se tomarán las medidas apropiadas", afirmaron.
Un vocero de la agencia Artist, que reclutó a las anfitrionas, sostuvo por su parte que no estaba al tanto de ningún reclamo de acoso sexual, pero que el tipo de comportamiento alegado era "completamente inaceptable".

David Meller, uno de los organizadores de la cena y miembro del Departamento de Educación de Reino Unido, renunció también después de los informes.
David Meller, copresidente del President's Club y miembro del Departamento de Educación, renunció también después de conocerse los informes.
La ministra de Educación, Anne Milton, declaró: "David Meller abandona su puesto como miembro no ejecutivo del Departamento de Educación (...) y sé que el secretario de Educación está claro en que es la decisión correcta".
La agencia de publicidad más grande del mundo, WPP, que patrocinó una de las mesas del evento, anunció que retirará su apoyo tras las acusaciones realizadas por la reportera, si bien su director ejecutivo, Martin Sorrell, aseguró a la BBC que sus invitados no presenciaron el comportamiento descrito por Marriage.
Los hospitales Great Ormond y Evelina London anunciaron, por su parte, que devolverán donaciones anteriores de los organizadores después de las acusaciones.
"Manos" por todas partes
"Me manosearon varias veces y sé que hay numerosas trabajadoras que dijeron que les pasó lo mismo", contó la periodista del Financial Times.
"No era, supongo, manoseo de alto grado, pero una de las cosas más extrañas que ocurrió es que podías estar hablando con un hombre y, de repente, este te agarraba la mano".
La periodista decidió acudir al evento para comprobar que las historias de acoso que les habían llegado eran reales.
"Me habían advertido que los hombres podrían resultar molestos (...) Sabía que algo de eso podría ocurrir esa noche, pero no estaba al cien por cien segura. Pero hay otras muchas mujeres que estaban ahí que no tenían ni idea que el evento iba a ser así".
"Una mujer me dijo que se quedó impactada. Le preguntaron si era una prostituta".
Según Marriage, a las 130 mujeres que trabajaron en el evento se les pidió que se vistieran con tacones negros "sexis" y ropa interior de ese mismo color.
Dorchester Hotel.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image caption
La cena se celebró en el hotel de lujo Dorchester de Londres.
También se les dijo que podían beber alcohol mientras trabajaban.

"Su primera tarea", cuenta el reportaje del diario, "fue firmar un acuerdo de confidencialidad. Las anfitrionas no tuvieron la oportunidad de leer su contenido ni llevarse una copia".
"Cómo se fabrica un machito" y por qué "el machismo es mantenido también por la actitud de algunas mujeres"
La fotógrafa que retrata a mujeres que han sufrido acoso sexual en público
"Evento incómodo"
El editor de asuntos políticos de la BBC, Nicholas Watt, dijo que el diputado conservador Nadhim Zahawi estaba presente en la cena, pero se marchó pronto porque "era un evento incómodo y extraño".
"Cabe la pena destacar que (Zahawi) ya había asistido a esta cena en otra ocasión-antes de que ser elegido como diputado en 2010-, pero, tal y como yo lo veo, él pensó que el evento entonces fue completamente diferente al de la semana pasada".
Posteriormente, el político confirmó que llegó a la cena a las ocho de la tarde y se marchó una hora y media después porque se sentía "incómodo".
"No presencié ninguno de los terribles acontecimientos publicados por el FT (Financial Times). Estoy escandalizado y condeno rotundamente lo ocurrido", subrayó por Twitter.

La organización benéfica asegura que logró reunir 20 millones de dólares destinados para niños desfavorecidos desde su fundación hace 33 años. Foto: Página web de "The Presidents Club".
Sin apoyo
El director ejecutivo del grupo WPP aseguró que las personas que se sentaron en la mesa que patrocinó la empresa no presenciaron el comportamiento descrito por la periodista encubierta.
Martin Sorrell no estuvo presente en el evento este año, pero aseguró que "no había visto nada parecido nunca".
"Consultamos a la gente que estaba en nuestra mesa y dijeron que ellos no vieron nada de ese tipo".
El director ejecutivo de WPP, que patrocinó una de las mesas en el evento, confirmó a la BBC que su empresa retirará el apoyo a la iniciativa.
"Pero publicamos un comunicado diciendo que no ayudaremos a la organización benéfica en el futuro, algo lamentable porque es una organización que apoya a numerosos grupos benéficos que ayudan a niños y ha hecho un gran trabajo".
El hotel Dorchester también se declaró "profundamente preocupado" y anunció su propia pesquisa.
Reacciones
La oficina del gobierno británico anunció que la primera ministra británica, Theresa May se sintió "incómoda" con los informes sobre la cena, aunque un portavoz agregó que era "un evento al que ella no sería invitada".
Maria Miller, presidenta del comité selecto de Mujeres e Igualdades, dijo a la BBC que el informe era "motivo de preocupación" y cuestionó si las leyes en el área eran lo suficientemente fuertes.
Por su parte, Jess Phillips, presidenta del Partido Laboral Parlamentario de Mujeres, aseguró a la BBC que era "totalmente inaceptable que las mujeres fuesen contratadas como un rebaño para entretener a un grupo de hombres ricos ".
Mientras, la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon calificó de "valiente" el reporte de la periodista por "exponer comportamientos escandalosos e inaceptables".
La Real Academia de Música consideró que las acusaciones eran "profundamente inquietante" y que reembolsaría una donación de US$14.200 y la Comisión de Caridad indicó que estaba investigando los reclamos "como una cuestión de urgencia".