EN LA FERIA DE CEPILLÍN ME ECONTRÉ UN CANDIDOTE
Xalapa. Ver: En la Feria de Se-pillín / Revista Tlacuilo
Sale de su escondite

Revista Tlacuilo
Xalapa. Ver / 2020-09-21

Otro suspirante de risa es el Cepillín, o más conocido como el “Tacita de Té”; un personaje que fue Diputado local gracias a una mala decisión de Gerardo Buganza Salmerón.

Pasó sin pena ni gloria por la curul que le cayó por obra y gracia del Espíritu Santo, desde donde se tituló como lambiscón número uno de los Yunes, de Sergio el Bailador y de toda esa caterva; hasta órdenes en público recibía de Marychoques.

La curul de diputado le vino muy grande, al igual que la confianza de Buganza, misma que se ganó con zalamerías que parecen ser su gasolina para avanzar en la vida política, ese ha sido su comportamiento recurrente desde los tiempos en que se presumía de ser la mano derecha del entonces Contralor Ricardo García Guzmán hasta este momento que busca ser tomado en cuenta endulzando oídos.

Seguramente la intención del Cepillín al estarse apuntando para la diputación federal, la alcaldía de Xalapa o lo que pueda, es con la intención de ser regidor; no le da para más; pero incluso una regiduría le quedaría grande, tan grande como lo es su capacidad de “gachar cabeza” para ir “escalando”.

ESTRATEGÍA DE FOCA (APLAUDIR SIEMPRE)
Enríquez Ambell, siendo diputado local propuso y fue un férreo defensor de la designación de Marcos Even Torres Zamudio como Fiscal Anticorrupción, hoy prófugo de la justicia.

Durante las comparecencias del Fiscal Jorge Winckler, el ex diputado Ambell fue su patiño; le ponía las bolas para que Winckler las bateara; con preguntas como: “Que estado guardan las investigaciones del incautado club hípico de Briones, propiedad de Karime Macías, el fraude de la torre pediátrica, y el número de sanciones emitidas por la contraloría interna de la Fiscalía” ¿Así o más entregado?

Ese tipo de legisladores son los que ayudaron a hundir al estado, los que denigran los Congresos y los que ojala nunca vuelvan a ocupar ningún otro cargo público.

A RÍO REVUELTO…
Bien sentencia la máxima que “a río revuelto ganancia de pescadores”, y ante la urgencia de muchos partidos de cubrir todos los distritos y municipios de candidatos, sin contar con militancia; personajes como los antes mencionados y algunos otros peores, están viendo la oportunidad de sorprender a los incautos y urgidos.
Desde luego que este tipo de protagonistas y los “ingenuos” que los postulen le apuestan a la falta de memoria de la gente y desde luego a un golpe de suerte.

Ignoramos si uno de estos u otros personajes con esos perfiles logren pasar el filtro del sentido común de los partidos; quizás sí lo consigan, pero lo que dudamos absolutamente es que pudieran lograr el triunfo, pues la única herramienta con la que cuentan es con la demagogia que los ha caracterizado, y esa cada vez convence menos.