IVEC VOLTEA A VER AL CHANGO CABRAL
Xalapa. Ver: El Chango y su familia / Revista Tlacuilo
VENENOTAS/ Por El Tlacuilo

Revista Tlacuilo
Xalapa. Ver / 2020-08-10

CARICATURISTAS RECONOCEN A CABRAL SIEMPRE
Desde hace ya varios años, los caricaturistas Veracruzanos y los nacionales de la Sociedad Mexicana de Caricaturistas hemos pugnado porque, desde las plataformas oficiales, se reconozca la figura del huatusqueño Ernesto García Cabral, que ha estado constantemente en las actividades que desde Veracruz se han impulsado nacionalmente; como es el caso de la expo-homenaje en donde artistas de todo el país dibujaron al Chango, la obra fue montada en el Museo de la Caricatura de Donceles en la Ciudad de México, edificio en donde fue develado también una réplica exacta del busto del maestro Cabral que está ubicado en la Plaza de Huatusco; otra replica fue colocada en el Parque de Los Berros de Xalapa, su develación sirvió para volver a colocar la nomenclatura del corredor del parque que lleva su nombre.
Los nacionales por su parte han publicado libros, realizado congresos con el nombre de Cabral, entre otros muchos eventos.
Consideramos que García Cabral es una de las figuras artísticas nacionales más importantes y vale la pena tenerla presente.
Celebramos que el IVEC haya volteado hacía la figura del maestro Cabral, aunque sea escueta y tímidamente, con la presentación del documental “La vida es un volado”, que realizó hace quince años Teveunam y el Taller Ernesto García Cabral, con apoyo del Canal 11. Espérenos que esta tímida mirada oficial para conmemorar la fecha de su nacimiento sea un buen inicio para rescatar la figura de Cabral y el taller que sus hijos sostienen con apuros.

CABRAL REFERENTE ARTÍSTICO OBLEGADO
Cada año, los “moneros” veracruzanos presentamos nuestros respetos ante el busto del maestro Cabral el día de su natalicio, comparto el discurso que tuve el privilegio de expresar ante mis compañeros hace dos años:
“Para todo profesional del dibujo, recorrer la obra gráfica del maestro Cabral es todo un curso de aprendizaje, la expresión corporal de sus figuras muestran un profundo conocimiento de anatomía; los pliegues de sus telas parecen en movimiento y una sola línea es capaz de trasmitirnos un sentimiento.
Costumbrista, detallista, el huatusqueño trató con la misma dosis de acides a las clases poderosas que a las humildes, dejando un registro de la historia a veces contradictorio con la versión oficial, su versión a muchos aún les incomoda.
Ya lo dijo el teólogo de la Liberación Ernesto Cardenal “la historia no es eso que cuentan los libros de historia”, los cuales invariablemente son escritos por los ganadores, Cabral escribió la historia de sus tiempos desde un ángulo irreverente que nos revela mucho más de ella que muchas líneas oficialistas”.

EXILIADO
“Crítico irreconciliable de Francisco y Madero, Ernesto García nos muestra que la libertad de expresión es añeja, como también lo es la represión directa y la encubierta.
En torno al “Chango” Cabral los mexicanos y los veracruzanos tenemos una deuda histórica; ya que el caricaturista fallecido hace cincuenta años es considerado un artista cuya calidad de dibujo fue superior a la de los muralistas Diego Rivera y Orozco, en torno a los dos se ha creado toda una cultura y están presentes invariablemente en cualquier semblanza de la gráfica de nuestro país, mientras que al maestro Cabral a veces no lo conocen ni los veracruzanos.
La deuda de reconocimiento al caricaturista, ilustrador y pintor se ha acortado desde hace ya muchos años gracias al trabajo del Taller creado por sus hijos y respaldado por sus familiares y amigos, que han gestionado importantes documento que rescatan su arte y su figura, nada menos gracias a su constancia este día (8 agosto 18) se está llevando a cabo el Coloquio “Homenaje a 50 años de su partida” en la Universidad Nacional Autónoma de México”.

SE VISLUMBRAVAN OTROS TIEMPOS QUE NO HAN LLEGADO
“Sin embargo uno se preguntaría ¿por qué son los hijos del maestro Cabral quienes tienen que tocar puertas, o los caricaturistas quienes les recordemos a los historiadores y autoridades que en la figura del Chango tiene potencial para atraer los reflectores del arte nacional y mundial?
¿Que no sería acaso más sencillo que en un momento de lucidez, los administradores del arte y la cultura dejaran que “les agarrara la mano el chango” y le hicieran plena justicia a su memoria?
En Veracruz se anuncian nuevos tiempos, se ha dicho que un eje de desarrollo (ahora sí) será la cultura y el turismo, eso nos llena un poco de optimismo, ojala que los tiempos que se avecinan sean por fin los de Ernesto García Cabral”. (pero pos´ aún no)

DESPUES DEL OSCURANTISMO LA EXPECTACIÓN
“Algo que nos enseñó Cabral a los caricaturistas es a resistir, a sobrevivir y a privilegiar el oficio por encima de la necesidad.
Recordamos a un García Cabral varado en Europa, sin que llegara su beca y luchando para cubrir sus insuficiencias más básicas, sin embargo después de eso recorrió el mundo sin echarse ni un paso para atrás en su sentido crítico; su ejemplo profesional sin duda es inspirador.
Aspiramos a subirnos al mismo árbol en el que siempre vivió Cabral, el maestro de la línea, caricaturista de espíritu libre, nacido en un Veracruz, un estado que desafortunadamente en su vida actual ha sido golpeado por el oscurantismo, que esperamos que ya vaya de salida…
¡Larga vida a la memoria de nuestro Chango Cabral, y al arte de la caricatura!... ¡Es cuanto Jacobo!”

SOÑAR NO CUESTA NADA
La deuda que la cultura veracruzana tiene con García Cabral será difícil de zanjar; cuándo salgamos del aislamiento se merecería un gran festival internacional como el que en la época de Miguel Alemán se llevó a cabo en torno a la figura de Agustín Lara; decir que ambos personajes están a la par no es algo descabellado.
Los países que deberían ser incluidos para un festival así serían Francia, pues fue becado para estudiar y abandonado en Paris, por Francisco I. madero; España, ya que en Madrid hizo punto para llegar al tercer país, Argentina; a la ciudad de Buenos Aires; ahí aparte de desarrollar el oficio se convirtió en un prodigioso bailador de Tango.
Pero bueno, puede usted considerar con justa razón que el entusiasmo es mucho ante un pequeño guiño del IVEC exhibiendo una cinta, así como quién no quiere la cosa; que a final de cuentas es algo muy pinchurriento para la importancia del personaje; y uno aquí, soñando ya con grandes eventos.
Ya lo dijo el Segismundo de Calderón de la Barca: “La vida es sueño, y los sueños sueños son.”