INFORMACIÓN ESTROPAJOSA DE LA ALERTA
Xalapa. Ver: No le confian / Revista Tlacuilo
De pandemias y cosas peores

Revista Tlacuilo
Xalapa. Ver / 2020-03-17

El rumbo a seguir con los eventos masivos no queda claro por parte del Gobierno federal, como tampoco están claros los síntomas del coronavirus ni su tratamiento; los datos de gobierno se han empantanado, en parte quizás porque rompió vínculos con los canales de difusión tradicionales y ahora la información se pierde entre un mar de youtuberos, páginas web y comentólogos de Internet, sin que llegue de manera puntual y certera a la población.

Salud, por una parte “recomienda” que no se lleven a cabo los eventos, pero por otra reconoce que en México no se está en una face en donde sea obligatoria la cancelación de dichos espectáculos; es más, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, advirtió que no conviene “cancelar eventos sin base técnica”, pues eso puede sembrar pánico entre la población… ¿más?

Esa manera de comunicar al estilo Chimoltrufia, que como se dice una cosa se dice otra, ha ocasionado ya varios tropezones económicos y si no se corrige ahorita provocará estragos en salud, “ojo con eso”, como diría el susodicho subsecretario.

NO CONFIÁN EN LÓPEZ-GATELL
Hasta su frase dominguera se echó subsecretario López-Gatell para justificar que las autoridades no hayan actuado con mano dura para suspender el Vive Latino, dijo que: “El miedo también contagia y esto es un reto de salud pública”, pensamiento digno de enmarcarse y colgarse en la pared de nuestro cuarto de meditación zen.
Dos gobiernos cayeron en la trampa verbal de la Secretaría de Salud nacional del: “se puede pero no se puede”, se trató del de Veracruz con el Festival Tajín y el de Aguascalientes con la Feria de San Marcos; ambos se eventos se iniciaron y los tuvieron que suspender; el del Tajín ahí quedó y la Feria de San marcos se realizará en junio o julio, si la emergencia lo permite.

Hay quienes responsabilizan a López-Gatell de no haber atendido adecuadamente la crisis de la influenza del 2009, aseguran que desde el cargo que tenía en ese momento como director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud, no reaccionó con la velocidad que se requería; a tal grado que por ese motivo fue relegado al área de “asuntos menores y cosas sin importancia” por el entonces presidente “Borolas”.

Se teme que ahora este incurriendo en los mismos errores del pasado ¡Ay nanita!