A TULA GUERRERO LA BESÓ EL DIABLO
Xalapa. Ver: La besó el diablo / Revista Tlacuilo
VENENOTAS
Por El Tlacuilo

Revista Tlacuilo
Xalapa. Ver / 2019-10-14

A TULA GUERRERO LA BESÓ EL DIABLO

EL LLAMADO
Así escribía Tula Guerrero el día en que Yunes Linares la sumó a sus huestes: “A mis compañeros universitarios: Como todos ustedes saben, he sido invitada por el Gobernador electo, Lic. Miguel Ángel Yunes Linares, a formar parte de su equipo de transición, lo que he aceptado no tan sólo por la distinción que ello significa para mi persona y mi trayectoria profesional sino porque, como veracruzana, se me abre una oportunidad para colaborar en la búsqueda de soluciones a la grave crisis financiera, de seguridad, de credibilidad, de valores, de confianza, que atraviesa nuestro estado”. La larga misiva agregaba disertaciones respecto a su dolor por alejarse de la U.V, autoelogios a su persona y el debido agradecimiento a su madrina, a quién mencionó solamente como la Rectora, así, sin nombre.

SECRETARIA ANTICIPADA
Recordemos que Miguel Ángel Yunes quebró a Flavino Ríos desde antes de que éste abandonara la gubernatura Interina, motivo por el que el “acalambrado” hombre realizó una acción que mostraba lo sometido que lo tenía el futuro mandatario y nombró de manera anticipada a la señora Clementina Guerrero como Secretaria de Finanzas, quince días antes de que se diera el relevo oficial; en aquella ocasión al temor se le llamó “voluntad y disposición para que el proceso de transición se llevara con orden, legalidad y transparencia”… ¡Azu mecha! Le salió rete bonito el discurso a Fla´.

OCHOMESINA
Muy poco le duró el gusto a Tula Guerrero, pues después de que la Auditoría Superior de la Federación advirtiera al Gobierno de Veracruz que estaba violando la Ley de Disciplina Financiera fue quitada de aquel importante cargo y relevada por Guillermo Moreno Chazzarini; sin embargo, esos ocho meses de fama le fueron suficientes para que al día de hoy tenga ya girada orden de aprehensión.
Papá Yunes nunca sacó a Guerrero García de la nómina. Sin embargo, sí la derribó de la cúspide del poder financiero lanzándola estrepitosamente a ser jefa de asesores de asuntos varios y sin importancia; eso sí, cobrando su quincena puntualmente.

EL COBIJO DEL AMIGO
Uno de los más poderosos motivos por los que la figura de Tula Guerrero destaca por encima de los otros funcionarios de Sefiplan acusados de corrupción y que incluso ya fueron capturados; es que actualmente se desempeñaba como Tesorera del Ayuntamiento de Xalapa del que su alcalde es emanado del partido de Morena.
A su arribo Hipólito Rodríguez le dio el espaldarazo: “Es necesaria la llegada gente con trayectoria y probada honestidad en el manejo de recursos públicos.” Dijo enfático aquel mes de septiembre del año pasado al cobijar a su amiga ¡No pos sí!
Desde la Tesorería del Ayuntamiento Guerrero García el único acto que le mereció fama pública fue que presentó una demanda contra el IPE porque no estaba recibiendo su pensión de jubilación, lo que asegún ella “ponía en riesgo su salud, sus derechos sociales y demás derechos interrelacionados”.
Claro que era justificado su encabronijamiento, pues siendo funcionaria Yunista (incluso como Secretaria de Sefiplan) no dejó nunca de percibir su pensión de 76 mil pesos mensuales.

AHORRATIVA
Gracias a su trabajo de cuarenta años en la U.V y en su momento a su pensión, la hoy prófuga posee diversas propiedades en Xalapa; de acuerdo con datos del Registro Público de la Propiedad, a doña Tula le han sido detectados hasta el momento dos terrenos, uno de 251 y otro de 256 metros cuadrados en el fraccionamiento Jardines de las Ánimas, en donde también es dueña de una casa habitación; además es propietaria de un local comercial en la Torre Animas.
A ojo de buen cubero el patrimonio de Tula en Las Ánimas oscila entre los trece y quince millones de pesos.
En su Declaración Patrimonial al ingresar como secretaria yunista, sí declaró dos casas en las Ánimas, por cierto, subvaluadas; además de una casa en Boca del Río (que se le peló a los de Patrimonio en el documento filtrado); su local también lo declaró, pero bajo el ridículo precio de 187 mil pesos.
A pesar de ocultar bienes, su patrimonio no es tan escandaloso; así que si quieren fincarle responsabilidad por eso tendrán qué escarbarle aún más.
Lo que sí es claro, es que se equivocó de equipo al integrarse al portafolio de Yunes Linares, porque ya la besó el diablo; a ella y a un nutrido grupo de integrantes del minigobierno que de ahora en adelante andarán a salto de mata bajo el temor de que les giren orden de aprehensión.

HUESPEDES DE PACHO VIEJO
Junto con Clementina están indiciados el ex subsecretario Bernardo Segura Molina, Adrián Viccon Basto, ex tesorero y Luis Francisco Virúes Hernández, ex subdirector de Operación Financiera; quienes son prueba fehaciente de que los matanceros de ayer son las reses de este momento.
Les aplicarán la misma receta que inventó su patrón: “un año de prisión preventiva mientras veriguan”; en lo que parecería ser un juego de futbol o carrera de relevos; pues mientras están saliendo de Pacho los duartistas; están ingresando los yunistas; es más, circulan las apuestas de que incluso al jefe de la caterva le darán una sopa de su propio chocolate y pisará Pacho Viejo; lo cual debe de tener muy preocupados a los internos debido a su alta peligrosidad.

ANECDOTARIO
Recordamos una anécdota de lo patético que fueron los dos años del yunismo con un botón de muestra: Un funcionario menor de Sefiplan de apellido Sanfilippo, que navegó toda su vida en gobiernos priistas pero que el alumbramiento panista le hacía olvidarlo; cada vez que de manera casual nos encontrábamos no hacía más que despotricar de los corrupto que había sido el anterior gobierno y lo “honestisimos” que eran los yunistas; lo ridículo era su servilismo, como el de muchos otros; ni modo ¡así acaban los artistas!
Ahora le preguntaríamos: ¿Pues no que eran honestos?

(Foto/Miguel Ángel Carmona)