DENGUE DADO, NI DIOS LO QUITA
Xalapa. Ver: Síntomas / Revista Tlacuilo
Ni el Arzobispo se salvó

Revista Tlacuilo
Banderilla, Ver. / 2019-10-08

Lapidaria fue la respuesta del alcalde de Xalapa al enterarse de que su tocayo, el Arzobispo Hipólito Reyes Larios está enfermo de dengue, “cualquiera podemos contagiarnos”, afirmó.

Pues sí, cruda la respuesta, pero muy real; no mintió pues estamos enfrentando una epidemia que ya ha contagiado a miles de veracruzanos; así que ser o no infectado de esa enfermedad solamente es cuestión de suerte; porque si le toca a usted atravesársele a un Aedes Aegypti portador del dengue, no lo va a salvar de ser contagiado ni dios padre; ahí está de botón de muestra el Arzobispo.

“¡Pican pican los mosquitos; pican con gran disimulo! ¡unos pican en la cara, otros pican en el… cuerpo!”