¡XÓCHITL YA DA ÓRDENES! Y NO DE TACOS
Xalapa. Ver: Nuevos protocolos / Revista Tlacuilo
Nos salió mandona

Revista Tlacuilo
Xalapa. Ver / 2019-08-07

Un buen amigo tenía una frase muy ilustrativa, cuando sus subalternos empezaban a tomar decisiones unipersonales él los frenaba diciendo: “¡No organices!”; la expresión le queda al dedillo a la Secretaria de Turismo que declaró que el tema de la inseguridad ha sido magnificado por los medios de comunicación y que es obligación de estos y de las autoridades reducir su percepción ¡Válgame dios! Ahora resulta que Xóchitl Arbesú es la patrona de todo mundo ¡Que no organice!
Lo que la señora propone es un absurdo, porque a menos que lo que sugiera es que se oculte información no vemos cómo ayudar a mejorar la percepción.
Mejor que la señora se dedique a difundir sus encuestas en donde el turismo sube 300%, o a bailar en los eventos porque eso sí le sale bonito.
Un apunte al margen, el encargado de dar órdenes a las autoridades es el Gobernador no ella; y en el caso de los organismos autónomos de la materia se llaman así porque realmente deben serlo para evitar que alguien que rebasa su área de influencia les quiera venir a decir cómo hacer su trabajo.

NUEVO PROTOCOLO DE INFORMACIÓN
En atención a la petición de la señora Xóchitl Arbesú respecto a que los medios tienen la obligación de bajar la percepción de la inseguridad del estado (seguramente también del el país y muy probablemente del universo); ahí les va una sugerencia de protocolo para que los informadores la apliquen y así acatar las indicaciones de la señora: Los casos de secuestros deberán etiquetarse como “personas desaparecidas por motivos personales (tener lana es muy personal); los homicidios individuales deben ir redactados como que “hubo un muertito”; las ejecuciones tumultuarias serian descritas como “muertes por exceso de plomo”; los robos a casa habitación y asaltos a transeúntes como “donativos involuntarios”… ¡Servida doña Xóchilt!
Aunque siendo sinceros, en este momento uno prefiere que vengan más elementos de seguridad a que nos visiten más turistas; superfluo que es uno.