DE LOS GRINGOS Y COSAS PEORES

2019-12-09
Pues ya pasó el susto; el presidente de los Estados Unidos nos la perdonó y no declaró terroristas a los narcos mexicanos, aunque sí lo sean.
Para que sucediera eso, tuvo que hablar bien la familia LeBaron del Gobierno federal, quienes después de haberse reunido con el presidente aseguraron que estaban conformes con las investigaciones por parte de autoridades de nuestro país.
Casualmente también el huésped Evo Morales salió de México para avecindarse en Cuba.
Si E.U hubiera continuado con su iniciativa de declarar a nuestro país tierra de terroristas, ya tendríamos a Rambo, El Capitán América y al Punisher metidos en nuestro territorio; y no estamos tan desesperados como para permitir eso.
Esperemos que parte de los acuerdos para que los gringos cedieran en sus intenciones invasoras haya sido que las fuerzas armadas mexicanas sean más combativas contra los criminales, porque a los buenos no les están funcionando los abrazos, y a los malos sí los balazos.