¡UN AUTOBIOGRÁFICO ESTE 7 DE JUNIO!

2019-06-07
HACE APENAS 23 AÑOS
Perdone usted estimado lector que en este día que se conmemora la Libertad de Expresión me ponga autobiográfico, pero la ocasión quizás lo permite.
Caminar por años con los caricaturistas veracruzanos ha sido una experiencia profesional y de vida de las más importantes para quien escribe.

Llegué a radicar a Xalapa en el año 96, trabajando aún para varias empresas editoriales del entonces Distrito Federal; mis primeros dibujos en este querido terruño los publiqué en un semanario que se imprimía con financiamiento del señor Carlos Ferraez Matus, ahí por primera vez fui cuenteado por algún administrativo y no me tocó nada, pues nunca pude cobrar el salario prometido ¡Novatada!

Milenio III, el tabloide donde por primera vez tuve oportunidad de trabajar en Xalapa, era dirigido por Francisco López y Juan Rivero, dos periodistas que vivían su mejor momento.

Los caricaturistas estrellas eran Fernando Morales Fernández “FM”; a quién afectuosamente (y por algo será) llamamos “Tío Corajes” y Adrían García García “Adrián”; Fernando, aunque a veces se transforme en el “Tío Corajes”, ha procurado la unidad del gremio permanentemente y lo ha hecho bien; y fue quien buscó dialogar con el recién llegado.

¡MUCHO GUSTO!
El respeto con que observé desde antes de conocer personalmente a los caricaturistas veracruzanos se fortaleció al coincidir con ellos y ver su calidad humana, fue durante una expo de las caricaturas del muralista José Clemente Orozco que se llevaba a cabo en la Casa de los Lagos, auspiciada por el entonces director del IVEC Rafael Arias, en donde los caricaturistas se turnaban para dar visitas guidas a las escuelas, fui invitado a sumarme; al igual que a una exposición colectiva que se presentaba en la Universidad Veracruzana; por cierto el entonces coordinador de Comunicación Social no me recibió para entregar mis dibujos, era muy fifí y el nombre del que se anunció en su antesala no le significaba nadie conocido; al tiempo (como dice el amigo Edgar Hernández) la vida laboral nos reunió en un gran proyecto, Newsver y Veranews, semanarios de los que tuve la distinción de ser director editorial durante más de ocho años; la alianza de trabajo concluyó pero hasta la fecha queda una gran amistad con el Coordinador que no me quiso recibir, mi estimado amigo Orlando García Ortiz.

EN VIVO
Conocer y alinear proyectos con los caricaturistas que ya eran reconocidos y rete conocidos cuando llegué a radicar a Xalapa ha sido un aprendizaje constante.
FM, siempre solidario, creador de personajes tan icónicos como el filósofo Sócrates, el Tío Corajes y Chocholito por citar algunos. Nicanor, decano de la caricatura que desde Diario de Xalapa ha reflejado el acontecer político durante más de 50 años, prudente y agudo en su trazo y en la vida, fraterno siempre.

Alberto Morales, informado, buscando siempre los temas de primera mano, poseedor de un trazo característico y una creatividad que da para los “putta babosos, la Fella, el perico del rector” y mucho más.

Adrián, actualmente es presidente de la Sociedad Veracruzana de Caricaturistas y de la Comisión de Vigilancia de la Sociedad Mexicana; poseedor de un estilo siempre reflexivo.

Jobín, con un sentido del humor excelente y un carácter tan pesimista que termina siendo optimista, amigo constante.

Guillermo Miranda, se describe a sí mismo como los buenos venenos que vienen en envases pequeños, cree en la exclusividad y es fiel al Gráfico de Xalapa; siempre que el grupo ha requerido de su solidaridad ha estado presente.

Rosendo, con un estilo muy suyo; creador de un método “para llegar a la idea” que siempre nos platicó pero nunca nos detalló; actualmente nos odia a todos, pero así es la vida.

Y desde luego el ya ausente pero presente en el recuerdo Moraliux, hiperactivo y jocoso; siempre le puso la sal y la pimienta a las reuniones y los eventos, reconocido por sus lectores, apreciado por nosotros.

Esta es una visión personal de cada uno de ellos, y como diría la rola: “¡Si acaso te ofendí, perdón!”.

LOS JAROCHOS
Fue Moraliux quién enlazó con los caricaturistas jarochos por medio de una reunión del periódico Imagen, en donde colaboraba.

De ellos el más emblemático era Guechy, irreverente y bohemio.

Se integraron El Caracol Mena, que se mofaba hasta de sí mismo, Pozos, un gran personaje, amargoso siempre; todos ellos ya ausentes pero grandes amigos que como profesionales abrieron brecha en Veracruz.

De los que afortunadamente aún viven está Rosete, el de los muñequitos del ombligo saltón, un gran tipo también.
El Mike, que a diferencia de Rosendo que nos odia a todos, él nada más me odia a mí, lo cual se respeta porque el odio y el afecto son unas de las cosas más libres que tiene el ser humano.
Después se anexo Julio Cesar, líder sindical de CFE y caricaturista.

Una anécdota extraordinaria de Guechy es que durante mucho tiempo las señoras juraban que dentro de su caricatura publicada en Notiver, estaba dibujado el número premiado de *La Bolita (*una Lotería paralela e ilegal de la Lotería Nacional) y lo buscaban hasta con lupa.
Coincidir con todos ellos, llena el alma de cualquiera, y más si se dedica uno a la caricatura.

EL ALTIPLANO
Durante muchos años el grupo Veracruz había decidido con su respaldo y su voto al presidente nacional de los caricaturistas; pero ya con este grupo tan consolidado nos decidimos postular a un veracruzano para la presidencia nacional de la Sociedad Mexicana de Caricaturistas, y con este impresionante apoyo era imposible fracasar; ellos sumaron a muchos de otras partes del país.

Así que por primera ocasión en cuarenta años de existencia de esta Sociedad, hubo un presidente que no radicaba en la Ciudad de México.

Durante esos cuatro años la vida dio oportunidad de convivir con personajes icónicos de la caricatura nacional, quienes distinguieron a Veracruz con un fraterno afecto, y lo siguen haciendo.

Es imposible mencionar a todos ellos, bajo el temor de extenderme demasiado en el texto; pero basta sintetizar que son grandes profesionales y saben ser extraordinarios amigos.

Así que a estas alturas de la vida, puede cantar uno aquel estribillo de “gracias a la vida que me ha dado tanto” ¡Valió la pena!

ESTAMOS LISTOS… O POR LO MENOS PREPARADOS
Los caricaturistas veracruzanos estamos de pie; buscando nuevos proyectos y privilegiando las coincidencias están por sobre de cualquier diferencia; a los mencionados se suma Rochagarfías, de Orizaba, de estilo aguerrido, pero siempre dispuesto al dialogo; Cuevas, de Poza Rica, guerrero también, solidario y frontal.

Estamos listos para lo que venga, convencidos de que es un buen momento para proyectos creativos y para evolucionar lo que se ha hecho hasta la fecha en el estado; ya lo hicieron en su momento con el diario Política.

Hay liderazgo con Fernando, Nicanor, Beto Gato, Adrián; que son las voces que todos escuchamos; hay caricatura en Veracruz para rato.
Expreso mi respeto para cada profesional de la caricatura en Veracruz que aunque no hayamos convivido aún con ellos sabemos que existen empatías; algunos incluso son socios de la SMC.

Si usted piensa que tanta miel sobre hojuelas es imaginaria, le invito a sentarse a la mesa con los colegas cartonistas; nadie sale de ahí sin una sonrisa, un gesto de solidaridad y una idea creativa para cualquier proyecto.

Que la bendita Libertad de Expresión bendiga el trazo de todos y cada uno de los caricaturistas veracruzanos.