EL VERACRUZ QUE SE FUE
EL VERACRUZ QUE SE FUE
2018-12-10
VENENOTAS

Por El Tlacuilo

EL VERACRUZ QUE SE FUE

EN XALAPA POR DECISI√ďN
No est√° usted para saberlo pero yo s√≠ para cont√°rselo, pero despu√©s de muchos a√Īos de radicar fuera de mi estado logramos regresar, fue en el a√Īo de 1996, decidimos establecernos en la Ciudad de Xalapa, ven√≠amos de radicar en el Estado de M√©xico, Coacalco para ser preciso; y llegamos sin conocer absolutamente a nadie, con un cami√≥n de mudanzas por equipaje. Mi tierra fue generosa y hoy tenemos la bendici√≥n de contar con muchos amigos y con algunos que se asumen como enemigos, los menos.

VERACRUZ DE HACE DOS DECADAS
En aquel a√Īo en Veracruz estaba por concluir el sexenio de Chirinos, era un Veracruz y un Xalapa que ya no existen; en la nota roja de los peri√≥dicos solamente se registraban accidentes de autos, la mayor√≠a menores; pleitos de borrachos o conyugales y alg√ļn raterillo detenido; contrariamente a lo que suced√≠a en el lugar de donde ven√≠amos; en el entonces Distrito Federal y Estado de M√©xico el registro de violencia era constante, mientras Veracruz transitaba en paz; ahora los papeles se han invertido.
En la ciudad de Xalapa se pod√≠a caminar tranquilamente, a√ļn durante la noche. Aunque los brotes de violencia ya asomaban a la puerta, como fue el caso de ‚Äúla descuartizada‚ÄĚ de los Lagos del Dique o del asesinato de Libertad Hern√°ndez; pero eran temas aislados que conmocionaron a la sociedad. Actualmente, en el doloroso Veracruz de hoy, los descuartizados, asesinados y baleados son el pan nuestro de todos los d√≠as.
Incluso, actualmente los asesinados no tienen ya ni nombre ni apellido, la polic√≠a nos lo informa con ‚Äúun hombre o una mujer asesinada‚ÄĚ (o muchos); en esa ambig√ľedad se esconde la deshumanizaci√≥n de las v√≠ctimas. A lo m√°s que llegan las autoridades es a revelarnos un nombre ‚Äúde pila‚ÄĚ, acompa√Īado del ya cl√°sico apellido ‚ÄúN‚ÄĚ. Despu√©s de eso no hay seguimiento, los ciudadanos nunca somos informados del motivo del crimen, de si se dio o no con los responsables; nunca se nos da a conocer m√°s all√° del cuerpo muerto.
Para colmo de males los cad√°veres sin nombre ni apellido son encontrados porque los asesinos los dejaron en un sitio evidente, en donde ya no era posible ignorarlos.
De los que desafortunadamente son desaparecidos, muertos y sepultados clandestinamente no sabemos nada, a√ļn despu√©s de que los encuentran siguen siendo an√≥nimos.

LO QUE PERDIMOS
A los veracruzanos, los delincuentes y las malas policías nos robaron la tranquilidad; hoy los prisioneros somos los ciudadanos que tenemos que cercar nuestras viviendas con barrotes y rejas, que estamos obligados a encerrarnos por las noches o cuando se sabe que hay violencia en las calles; mientras que quienes deberían de estar recluidos gozan de libre tránsito y libertad absoluta.
El problema empez√≥ en el pa√≠s con el Gobierno de Felipe Calder√≥n, en Veracruz durante el mandato de Fidel Herrera; desde entonces fue creciendo sin que la federaci√≥n ni el estado hicieran algo eficaz para detenerlo; llegando a su m√°s cruda expresi√≥n en los a√Īos m√°s recientes.
Se habla de cobro de derecho de piso a comercios; es la muestra m√°s clara de que Veracruz ya nos fue arrebatado. Cada vez que recomendamos a alguien no circular por determinadas carreteras, o no viajar por las noches, estamos dando la muestra tangible de que nuestras autoridades han sido omisas en garantizar lo m√°s elemental, que es nuestra seguridad.
Los ya abundantes grupos de ‚Äúvecinos contra la delincuencia‚ÄĚ no son otra cosa que la evidencia deshonrosa de que las autoridades han sido rebasadas por la delincuencia, o sumadas ¬°Sabr√° dios!
No solamente no pudieron con el crimen organizado, tampoco pudieron con el delincuente furtivo. La sociedad veracruzana est√° agraviada, ‚Äútiene hambre y sed de justicia‚ÄĚ.

ENTRE LO IMPORTANTE Y LO URGENTE
Deben ser juzgados quienes, desde el poder entregaron al pueblo veracruzano a los malandros; pero también, y sobre todo, se deben aplicar ya las acciones tanto por parte del Gobierno federal como estatal, que sirvan para mitigar la ofensiva de los criminales.
¬°Que de los Berm√ļdez, Tell√©z, Bravo y Winckler se ocupen las leyes y no el Gobierno! porque lo que menos quisi√©ramos los ciudadanos es que despu√©s de que los malos funcionarios nos robaron la tranquilidad, ahora hasta la atenci√≥n de los nuevos gobiernos acaparen.
Urge más voltear para abajo que para arriba; de lo contrario habrá una percepción de que las cosas no han cambiado, cuando la esperanza de los mexicanos está en que sí.
Ojala pronto se cierre la página de la justicia para y en contra de los poderosos, y se abra la etapa de la justicia y la Seguridad para todos. Tenemos esperanza de que en alguna parte esté el Veracruz de antes, el que ya perdimos; y que lo podamos recuperar entre todos ¡Dios quiera!
 
2018-12-03 / ‚ÄúNO HUBO NECESIDAD DE LEVANTAR LA VARA‚ÄĚ AMLO
2018-11-26 / R√ČQUIEM POR EL PRD (II)
2018-11-19 / VOMITO NEGRO ¬ŅFANTAS√ćA O REALIDAD?
2018-11-13 / PAN CON LO MISMO
2018-11-05 / LA LEGISLATURA QUE SE VA
2018-10-22 / ¬°IVEC; YA TE VEL√Č, YA TE ENTERR√Č Y TE PUSE FLORES!
2018-10-15 / EXAMEN OBLIGATORIO DE LA MATERIA GRIS
2018-10-09 / PAN ESTATAL, DUELO DE PRESUNTOS BANDOLEROS
2018-10-01 / LA LEY MORDAZA EN VERACRUZ
2018-09-24 / ¬ŅA D√ďNDE IR√ĀN LOS MUERTOS? QUI√ČN SABE A DONDE IR√ĀN