LOS MALOS MEJOR QUE LOS BUENOS